Neurociencias

Nuestro modelo incorpora los últimos hallazgos en las neurociencias.

El cerebro de los bebés pasan por un período particularmente sensible, desde el embarazo y a lo largo de los primeros años.

Gracias a la interacción con los adultos afectuosos que lo rodean, se instala en el cerebro una programación para el aprendizaje, el reconocimiento de emociones y la regulación de la conducta.

Estos hallazgos están entretejidos en el diseño de las sesiones, en forma de ejercicios, dinámicas de regulación y atención y sugerencias para los padres de familia para casa.

El programa reconoce el efecto de la Mirada de mamá, y el impacto metabólico tanto en mama como en niño, la necesidad de regular la conducta con contención, horarios, rutinas.

Así como la necesidad de prever el efecto del estrés en el cerebro de los bebés, que atraviesan por una etapa muy vulnerable en el desarrollo.