Tips para Mamás

LAVARSE LOS DIENTES

A continuacion te presentamos 5 tips para ayudar a los niños a lavarse los dientes

1. PERMITE QUE PARTICIPE AL LAVARSE LOS DIENTES.

Tu hijo se puede sentir invadido cuando le lavas los dientes. Invitalo a participar, a realizar los movimientos con la mano en el aire. También puedes invitarlo a que te ayude a lavarte los tuyos. Esto le ayudará a regular sus movimientos y a sentirse respetado.

2. INVITALO A ELEGIR EL CEPILLO Y LA PASTA.

Algunos niños son muy sensibles a la textura del cepillo y al sabor y olor de la pasta. Si tu hijo tiene la oportunidad de expresar esto y elegir, la batalla va a disminuir.

3. CONVIERTE LA RUTINA EN JUEGO Y APRENDIZAJE.

El primer día puedes destinar 3 minutos más para jugar alrededor del tema. Esto te va a permitir cambiar la atención del pleito al juego, de la lucha al humor. Lo vas a agradecer.
Pregunta a tu hijo.
Adivina ¿Qué necesitas para lavarte los dientes? ¿Qué tienes que hacer primero, qué después y por último? 
Esto le va a permitir representar en su mente, los elementos necesarios y la secuencia de acciones. Puede resultar muy divertido jugar con humor y absurdos. “Me lavo los dientes con el cepillo de pelo” o bien “Primero me enjuago y luego me cepillo”

4. JUEGO DE VOCABULARIO Y AUSENCIAS

Puedes hacer un juego breve de esconder los elementos debajo de la toalla, dándoles personalidad. Amiga pasta, amigo cepillo, amigo vaso. E ir desapareciendo uno a uno para que adivine ¿quién se fue?. O bien, dame algo que huele rico, parece crema y viene en un tubo… dame algo que tiene cerdas… Este juego lo puedes hacer más complejo, de acuerdo a la edad y mentalidad de tu hijo. Otra buena idea es inventar una canción para el proceso, tomando una tonada infantil.

5. PERMITE LA AUTO SUFICIENCIA.  

Poco a poco tu hijo irá ganando auto suficiencia, hasta que se vuelva un hábito, siguiendo tu ejemplo. ¡No tires la toalla! Particularmente, diviértete y enseña. Disfruta su pequeñez y evita pelearte.

¿QUIERES SABER MÁS?

Visita nuestra tienda

¡Dientes sanos en los pequeños!